LO QUE PLANEA DANIEL ORTEGA ES CHANTAJEAR A NICARAGUA
Afirma asesor de campaña del Dr. Alemán

Por Ariel Remos/ Diario Las Américas, Edición 8 de noviembre del 1996


“Lo que pretende Daniel Ortega es chantajear a Nicaragua”, afirmó en Miami Mario J. Elgarresta, principal asesor de la campaña del Dr. Arnoldo Alemán, virtual presidente electo de ese país en las elecciones del 20 de octubre.

Daniel Ortega, el candidato del Frente Sandinista derrotado, no ha aceptado la victoria del Dr. Alemán y ha convocado a una “jornada nacional de protesta” contra el resultado preliminar de esas elecciones. La protesta de los sandinistas ha sido criticada por la presidenta Violeta Chamorro, que ha mostrado su preocupación por ese proceder poco patriótico. Por su parte, el Dr. Alemán, candidato de la Alianza Liberal, reaccionó invitando a Ortega para que llame a los militantes de su partido a que “sean elementos constructores y no desestabilizadores”.

Ortega, según Elgarresta, está tratando de chantajear a la sociedad civil, al Consejo Superior Electoral y a la propia Alianza Liberal, que son los únicos que podrían ceder, pero no lo va a lograr. “La Alianza Liberal, encabezada por el Dr. Alemán y Enrique Bolaños, no van a permitir ese chantaje contra la voluntad popular, por problema de principios”.

Las elecciones del 20 de octubre no sólo estuvieron precedidas de encuestas y más encuestas en las que Alemán apareció siempre con un cómodo margen sobre Ortega, sino que estuvierno supervisadas por 4,000 observadores nacionales y 1,500 internacionales (Unión Europea, América Latina, ONU, OEA).

Ni el Consejo ni la sociedad civil se van a prestar al chantaje del fraude, “por la conciencia que existe de la limpieza del proceso, y porque la victoria de Alemán no fue ni con mucho una sorpresa, ya que la gran mayoría la esperaba y las encuestas, como dijimos, lo habían anticipado”, expresó tambien Elgarresta. Si ha habido fraude, fue por parte de los sandinistas, agregó Elgarresta, recordando que el diario sandinista “Barricada”, publicó resultados de encuestas poniendo a Ortega por encima de Alemán, las cuales fueron inmediatamente desmentidas por las dos firmas envueltas, Cid Gallup y Doxa.

Es lógico, por otra parte, comentó Elgarresta, que la demora del Consejo en el reconteo de votos, se esté prestando a incertidumbres y malestar en Nicaragua, cuando era más que suficiente el tiempo que ha transcurrido para el anuncio oficial de todas las elecciones, sobre todo en la presidencial, que en el primer conteo dió una diferencia de 11 puntos, “pero no creo que los sandinistas se salgan con la suya”. Esto lo que demuestra es que Ortega sigue siendo el mismo, que el “cambio”del que trató de dar la imagen con vistas a la elección fue siempre falso, porque a él no le importa el destino de Nicaragua, sino el poder”.

El triunfo de Alemán fue el resultado de la credibilidad contra la falsedad, indicó tambien Elgarresta, enfatizando que apesar de que la campaña que la Alianza Liberal hizo, nada más con la verdad, ofreciéndole al pueblo nicaragüense las imágenes y palabras de los sandinistas cuando estaban en el poder, (Recordando la Historia reciente de Nicaragua), fue suficiente para eliminar cualquier duda. Una de las estampas fue la de “¿Dónde está la plata?”, refiriéndose a los $12,500 millones de la deuda externa, que nunca fue satisfactoriamente aclarado por los sandinistas